martes, 19 de junio de 2018

PSICOLOGÍA ESPIRITUAL - mirando hacia el futuro.


Ricardo Vilchez Navamuel
Psicólogo espiritual

Ricardo Vilchez Navamuel
La primera acepción que hace el diccionario de la Real Academia española de la palabra psicología dice así: “Parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones”.  Su génesis viene del griego clásico psikhé,  “alma” y “logía, “tratado o estudio”. En cuanto a la palabra espiritual en su primera acepción dice: “Perteneciente o relativo al espíritu y que viene del latín tardío spritualis”.

La Psicología transpersonal según la Lic. Teresa Utrera, psicóloga transpersonal, es: “un enfoque terapéutico que apunta a que el ser humano alcance niveles óptimos de bienestar y salud psicológica, dando importancia a las modificaciones de los estados de conciencia, más allá de los límites del ego y la personalidad. Conecta lo psicológico con lo espiritual, en la búsqueda de la auto-realización y la auto-trascendencia del hombre”.

Como bien dice en la presentación de su página Web el “Centro Transpersonal de Buenos Aires”, Argentina: “la Psicología nació del estudio de personas que padecían severas neurosis o psicosis; eso dio pie a que los posteriores desarrollos de esa disciplina se configuraran a partir de una mirada patológica de la interioridad humana”.  Después en 1960, vino un movimiento humanista de la psicología (Maslow, Rogers,Frankl, Ken Wilber, Satanislav Grof y otros que incluyeron dentro de este campo,  la  búsqueda de un Sentido Trascendente en relación a la realidad y a su propia vida, como continuación natural de la Psicología humanista.
 
Este movimiento, empezó por subrayar que definir el mapa del psiquismo partiendo de la enfermedad, distorsionaba la mirada hacia el otro; que, así como existía una Psicopatología, debía estudiarse la Psicología del Bienestar y del Desarrollo, e investigar a las personas que, en su propio despliegue, eran capaces de construir vidas valiosas, admirables, creativas, basadas en valores del Ser (como les llamó Abraham Maslow).
      
Todo esto como antecedente de la Psicología Espiritual, que desde un punto de vista académico, ya ha sido acogida por algunas universidades. Entre ellas podemos mencionar: la Universidad de Columbia y La Universidad de Santa Mónica con algunos Programas que experimentan con la integración de la psicoterapia y la espiritualidad, la InterAmerican University  en USA, ofrece licenciaturas y al Instituto Universitario Vidal y Barraquer en España donde se imparte un Curso de Experto en Acompañamiento Espiritual. Pero Columbia es la primera universidad de la Ivy League en desarrollar la concentración de un maestro en psicología espiritual”.

Importante señalar que, pareciera el tema de espiritualidad casi no se menciona a lo largo de la formación de los psicólogos actuales. Algunos datos importantes: “En una encuesta dirigida a los responsables de formación de la Asociación de Centros para Psicólogos Internos Residentes, el 83% de los que respondieron informó de que raramente o jamás tenía lugar ninguna discusión acerca de cuestiones religiosas o espirituales en el transcurso de la formación y el 100% indicó que no habían recibido ninguna educación o formación en cuestiones religiosas o espirituales durante su período oficial como residentes. Los autores mencionan igualmente una encuesta a nivel nacional a psicólogos miembros de la Asociación de Psicólogos Americanos (APA) en el que el 85% informaron de que raramente o jamás habían discutido cuestiones religiosas o espirituales a lo largo de su formación. Otras encuestas sugieren igualmente que esta falta de formación constituye la norma en todas las profesiones relacionadas con la salud mental”. (Tomado de un artículo de Lukoff, Lu y Turner titulado “Problema Religioso o espiritual”)

La Psicología Espiritual no incluye en su labor a individuos que tienen trastornos o patologías. Atiende únicamente a personas que presentan problemas y se les muestra caminos para que desarrollen potencialidades o recursos internos  que ya posee el mismo individuo, para comprender sus problemas y así buscar resoluciones correctas para mejorar y acrecentar un bienestar placentero y más completo.

Contempla lo que se conoce como “counseling”, profesión que fue desarrollada por el psicólogo Carl Rogers allá por los años 50’s. El término es anglosajón y en español significa “asesoramiento”. El objetivo es ayudar a la persona con relación a un problema, sea en el ámbito del trabajo, sentimental o emocional, familiar y otros. Se requiere  en la mayoría de las veces lo que podríamos llamar “mini-terapias” o “terapia breve” que no se vuelven ni dependientes ni adictivas.

Algunos problemas que podemos mencionar son: ansiedad, conducción del fallecer;  conflicto con el concepto del pecado; conflicto con la religión (sistema religioso), conflicto con el perdón; cuestionamiento de valores; descontento; dificultades de aprendizaje; discordia matrimonial y falta de entendimiento con la pareja; enfermedades crónicas; enfermedades graves; enfermedades terminales; experiencias místicas; experiencias psíquicas; experiencias parapsicológicas; experiencias con ovnis y o extraterrestres;  hijos especiales; incapacidad de poder concebir; malas decisiones; miedo a la vida; miedo a la muerte; muerte prematura de algún familiar; no comprender algunas relaciones; no se encuentra una buena razón para vivir; problemas de trabajo; problemas existenciales-emocionales repercusión vivencial y psicológica después de experiencias traumáticas; resentimientos; ruina financiera; sentimiento de falta de plenitud; sentimientos de culpabilidad; separación o disolución de matrimonio o pareja; sufrimientos; tristeza,  temor al “castigo eterno” y temores en general.

Nos atrevemos a pensar que la Psicología Espiritual, tiene un enfoque preventivo, pues de no comprenderse los problemas en general y  espirituales, podrían generar procesos que deriven en enfermedades mentales y físicas.

Cuando buscamos soluciones a problemas humanos, podemos encontrar medios alternativos y caminos diferentes a los que aceptamos tradicionalmente. Algunos de ellos son: la meditación, ejercicios de relajación, la hipnosis, las programaciones positivas, la oración, Terapia de Regresiones, Psicología Espiritual y el camino del AMOR.

La Psicología espiritual es una síntesis integradora del ser humano, que invita a descubrir las posibilidades que se ocultan en la vida concreta.

Como bien manifiesta el Dr. Ángel Luis Fernández, la Psicología Espiritual acredita la habilidad que todo ser humano posee para sanarse, cuando conecta con un nivel espiritual mayor y a una mayor profundidad de la esencia.

Es una apertura a comprender el significado de la vida, a indagar en su misterio, una actitud de búsqueda del sentido del vivir. El Dr. Ron Hulnick nos dice que la “Psicología Espiritual es el estudio y la práctica del despertar de la conciencia”, cosa con la que el autor de este artículo coincide, sin embargo también piensa que la Psicología Espiritual es además una potente herramienta para provocar o impulsar a la persona a conocerse más y así liberarse de hechos que en un momento dado se convirtieron en un problema y los angustia.

Por último refiriéndonos al primer párrafo de este artículo, donde definimos la palabra psicología, tendremos que preguntarnos inevitablemente cómo ya lo hicieron otras personas: ¿Somos almas manteniendo una forma humana? si es así ¿con qué propósito lo estamos haciendo?  ¿Quién soy yo realmente? ¿Cuál es mi centro natural? ¿Qué estoy haciendo acá? ¿De dónde vengo? ¿Hacia dónde voy?. 

1 comentario:

  1. Saludos don Ricardo tiempo sin saber de ti. Soy Douglas yo trabaje en su estudio fotográfico en los 90's

    ResponderEliminar